Ensalada selvática para pasar la noche

23 Dic

Lo de que la oferta y la demanda se ajustan por sí solas para llegar a un equilibrio no se cumple. Por lo menos, en cuanto a la música en directo se refiere. Sevilla ha demostrado durante años que hay un amplio sector que demanda fiestas de música ska y poco se ha hecho, aparte de los centros autogestionados, fiestas reggae, sesiones mod y algo más. Sin embargo hay que reconocer que cuando se da el paso de hacer estos espectáculos no hay un efecto llamada grande. La noche del 30 de noviembre sí lo hubo.

Quienes disfrutamos los conciertos movidos y divertidos sabemos que con Selva Sur no te equivocas. El grupo sevillano funde estilos con el ska y el swing para pasar un rato memorable. La fiesta del día 30 lo demostraron y bien, sobretodo con la compañía de Sonido Vegetal y los DJ’s que alargaron la noche a la madrugada.

Los Sonido Vegetal ofrecieron desde el inicio un directo rápido y contundente, con más de la mitad de la sala llena dándolo todo. La acústica de la sala genial, parecía que te bombardeaban notas por todas partes. Casi todos los músicos se fueron quedando sin camiseta para echar el resto, tal era la velocidad que llevaban. Cada vez que subían el ritmo se formaba un gran pogo. Además del público habitual, destacaba la nutrida presencia de Erasmus y gente de toda edad y sexo. Ellos sí que saben.

En un momento dado, el cantante con una pandereta en el cuello animó al público sin parar, para que no se cansara: ni siquiera paraban entre canciones, subiendo el nivel de tralla en cada nuevo tema.

El momento épico llegó cuando se creó un muro de la muerte (para los que prefieran los anglicismos yo no, un “wall of death”). La banda se encargó de dividir al público en dos, “los del Sevilla y los del Betis”, aunque los sevillistas/béticos más acérrimos se  negaban a quedarse en el lado contrario a su equipo. La solución fue imaginar que estábamos en una boda y que una mitad eran los invitados del novio y la otra los invitados de la novia. Cuando rompió la canción nos lanzamos hacia los contrarios como la última escena de Braveheart. Pese a la cantidad de gente el choque fue sin problemas, todo el mundo estaba bailando con desconocidos, en un buen rollo infinito.

Tras el descanso, Selva Sur empieza su show con Vacaciones en el Infierno, el tema que da nombre al último disco. Sorprendía ver a decenas de chicas (chavales, hay que venir a estos concietos) en primera fila flipando con la música.

La siguiente canción, La Vida en Serie generó que toda la sala se llenase de peña bailando en un ambiente extraordinario. El buen rollo entre todos, cantando las canciones y bailando con desconocidos es algo que ocurrió durante toda la noche y que mejor sabor de boca nos dejó.

Los sonidos balcánicos llegaron con PGR (Pobre Gente Rica), tema del último disco con un videoclip que ya atesora miles de visitas en Youtube. Pese a que el la acústica empeoró en comparación con lo anterior (sobretodo el vocalista) todos se sabían la canción, y eso que es no es de los clásicos más antigos. Sin embargo, sí lo era el siguiente tema, El muerto, otra mítica canción con un divertido videoclip. El público enloqueció y era raro ver a alguien que no estuviera moviendo el esqueleto.

Tras tocar Al Margen de la Ley, Mr. Chusticia Ciega, el vocalista, dedicó una felicitación de cumpleaños a una de las fans más incondicionales de la banda: nuestra compañera de la UPO Nuria, a la que también felicitamos desde aquí.

La aparición de un violinista precedió a Je Suis le Kamastron, un tema que generó un estado de locura colectiva que degeneró en un contundente pogo. A continuación tocaron una canción inédita que estrenaron en el Festival AlRumbo: Cabeza de Ratón, Cola de León.

Para compensar por la canción inédita, los selváticos músicos interpretaron uno de los clasicazos: Game Over, cuyo ritmo y pegadizo estribillo casi tumba la sala. Habría que estudiar la capacidad que tiene este grupo para causar histeria colectiva.

Tus Terrores Favoritos y 666 (Señor de las Tinieblas) evidenciaron un sonido impecable, acompañado por el canto del público entonando estribillo de invocación a Satanás. Para excomulgarnos, oigan.

Alternando clásicos y novedades, Solo Amor y Monito de Feria invitaron al público a participar y balancearse de un lado a otro de la pista al son de la música.

La recta final de la actuación no pudo ser más cañera: El Tupido Velo, Kandela, Somos Nadie…las canciones más rápidas aceleraron al público que no paraba de bailar y de agrandar un violento pogo en el que todos reían. Tras el Swing de los Kamastras vino la despedida con un estupendo sabor de boca y la sala entregadísima.

En definitiva, una noche memorable, un ambiente divertidísimo con participación de todo el mundo y un buen rollo indescriptible, que las sesiones de los DJ’s alargaron toda la noche. Mención especial a Ion Dinania que estuvo charlando con nosotros un rato y nos causó envidia con su camiseta, que decía :”ODIO A ANTONIO BURGOS”. Queremos agradecer además a las bandas su entrega y que luego repartieran baquetas y fotos. Algunos de nuestros amigos fueron los agraciados que las trincaron. Tenemos documentos gráficos que publicaremos en un post posterior.

Para ti que estás leyendo: si fuiste, comenta. Si no fuiste, a la próxima te vienes. Que lo sepas.

Por: @Manu_Corleone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: